CÓMO REGULAR LA TEMPERATURA DE MI CASA.

EL CONFORT DEL HOGAR EN INVIERNO.

Gran parte de los hogares utilizan sistemas de calor eléctricos o de gas para calentar las casas en invierno. Es en estas fechas cuando más nos preocupa controlar o regular la temperatura y, además, sin que esto suponga un gasto desorbitado.

Desde HOCO os presentamos 10 consejos para poder disfrutar de nuestro hogar con el máximo confort de manera eficiente.

  1. Extraer el aire de los radiadores. Es necesario purgar los radiadores al menos una vez al año, principalmente cuando empieza la temporada de frío, para eliminar así las burbujas de aire que se acumulan y que impiden que el radiador alcance el máximo calor.
  2. Que las fuentes de calor no tengan obstáculos por medio, como muebles o cortinas, puesto que impiden la propagación del calor.
  3. La temperatura de casa no debe sobrepasar los 20 grados. Aumentar 1 grado supone un 7% más de gasto de energía. Con una temperatura de 20 grados puedes disfrutar del confort con la manga larga que el invierno reclama.
  4. Cierra persianas y cortinas por la noche, de día abre para que entre el sol. La temperatura de los cristales puede alcanzar alrededor de 7 grados en contacto con una temperatura exterior extrema, de esta manera proteges los cristales y no desciende tanto la temperatura en el interior.
  5. Programar el encendido de la calefacción. Para cuando llegue a una temperatura indicada o para cuando sepas que vas a estar en casa. Apagar la calefacción por la noche y bajar la temperatura si sales de casa. Cuando se está acostado y arropado no es necesaria la calefacción.
  6. Cerrar puertas de las habitaciones de la casa y no calentar habitaciones vacías o sin uso. Así ubicamos el calor en las estancias donde vamos a hacer vida.
  7. No cubrir radiadores. Evitar poner la ropa húmeda encima de los radiadores para que se sequen puesto que se pierde calor.
  8. Revisar la caldera o el sistema de calefacción. Adaptar nuestro sistema de calefacción a las necesidades y revisar que tengan un buen funcionamiento.
  9. Ventilar la vivienda el tiempo justo, aprovechar el momento más soleado del día para abrir las ventanas. Con 15 minutos tenemos suficiente y evitas pérdidas excesivas.
  10. Revisa el aislamiento de tus ventanas. El 25-30% de las pérdidas de calor son por las ventanas, según los datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA). Desde la OCU se aconseja ventanas con doble acristalamiento mínimo para reducir las pérdidas en un 50%. Si vas a hacer obra en casa, aprovecha para realizar un buen aislamiento también en techo y muros.

¿Dejar la calefacción encendida o encenderla cuando se necesite?

Otra de las dudas que nos surgen a la hora de mantener una buena temperatura en nuestros hogares, es si debemos dejar la calefacción encendida durante todo el día a una temperatura constante y programar la subida cuando vayamos a estar o, por el contrario, encenderla sólo cuando estemos en casa.

La respuesta nos la dan los expertos en consumo de energía, como es el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía.

Si se deja encendida la calefacción, se consume un 70% más de energía para vencer las pérdidas de calor de nuestro hogar.

Sólo si se pasa gran cantidad de tiempo en casa se puede optar por una temperatura constante para obtener el confort deseado, aunque no es lo aconsejable por ahorro de energía.

Se gasta mucho menos ajustando el funcionamiento del sistema de calefacción a las horas en las que lo usamos. Apagando la calefacción cuando dormimos o cuando no estamos y reanudándolo cuando estamos.

Toda vivienda tiene mayor o menores pérdidas de calor a través de muros, ventanas o techos, esto no desaparece aunque nuestro sistema de calefacción esté encendido siempre. Si se deja encendida necesita un aporte de energía continuo y, cuanto más frío haya fuera, mayor es el gasto de nuestra casa pues es un gasto ininterrumpido e incontrolable.

Sin embargo, el gasto al encender se produce durante un periodo de tiempo menor por lo que el balance es positivo. El IDEA aconseja “ajustar el encendido de la calefacción al horario real de ocupación de la vivienda y apagarlo por la noche”.

En el caso de que sea posible, lo mejor es programar el sistema de calefacción para que se encienda media hora antes de llegar a casa. Además, reducir la temperatura a 16º durante la noche supone un ahorro del 13%.

Si lo que quieres es ahorrar en el consumo de energía de tu hogar, entiende la calefacción cuando vayas a estar, no durante todo el día.

Pero, ¿por qué las ventanas juegan un papel tan importante a la hora de gestionar la temperatura en tu hogar?

Según la OCU “una cuarta parte de la energía producida en los hogares se destina a cubrir lo que se pierde por las rendijas de las ventanas” por lo que recomiendan el doble cristal para reducir un 50% estas pérdidas.

Es por eso que se hace indispensable una revisión de ventanas de cara, principalmente, al frío del invierno, tanto por filtraciones como por adecuación en los cristales. Esto ayudará a mantener la temperatura deseada en nuestros hogares.

SOLUCIONES

Desde HOCO optamos por el triple vidrio como solución para el confort en el hogar, ¿por qué tener 2 cuando puedes tener 3?. La ventana de PVC HOCO con triple vidrio es la mejor alternativa para aislar nuestra vivienda y dejar el frío fuera.