La calidez del invierno en mi hogar

En épocas de frío es cuándo más apreciamos la necesidad de sentir esa calidez en nuestros hogares para estar a resguardo del gélido invierno. Un adecuado aislamiento se traduce en una casa acogedora, que ejercerá su función tanto en invierno como en verano, por lo que no hay que tomar esta decisión a la ligera.

Debes de tener en cuenta, que las personas que cambian sus viejas ventanas, empiezan a notar esta sensación… ¡desde el primer momento!

Por eso, a la hora de tomar esta importante decisión, oiremos muchas afirmaciones a nuestro alrededor. Es importante determinar las verdaderas de las que no lo son:

Verdades y mentiras en el mundo de la ventana. Desmontando mitos.

  • “Si pasas mucho calor en casa, tan sólo tendrás que abrir las ventanas”. FALSO. Una casa bien aislada no necesita tener las ventanas abiertas salvo para cumplir su función de ventilación de la misma.
  • “La temperatura de tu hogar la debes de controlar tú”. VERDADERO. Cuando una casa está bien aislada, el gasto en sistemas de calefacción y refrigeración disminuye porque las pérdidas de energía están controladas. Es por eso que la temperatura siempre dependerá de ti, y no del clima que haga en el exterior.
  • “El tipo de vidrio no depende de la orientación”. FALSO. Cuando una ventana recibe la incidencia agresiva del sol, lo más conveniente es utilizar un vidrio HOCO Sol con control solar en combinación con un HOCO Therm que es bajo emisivo, para evitar el efecto invernadero.
  • “La triple junta sólo es necesaria para el aislamiento acústico”. FALSO. Tres juntas en tu nueva ventana significan mayor aislamiento, tanto térmico como acústico, y le dará además un extra de refuerzo.
  • “La eficiencia energética en las ventanas es una moda más”. FALSO. Se contempla en el Código Técnico de le Edificación y su función es fundamental para una correcta gestión de la energía que “respira” tu hogar.

Depositar tu confianza en un experto en aislamiento hará que puedas disfrutar sin preocupaciones de la calidez y el confort en tu nuevo hogar. Porque no existe una fórmula magistral para todos los hogares, cada casa es diferente y sus necesidades son específicas, deberás de pedir tu solución personaliza.

Dejar de pasar frío en invierno y calor en verano, está en tu mano.