Colores en tus ventanas de PVC

Las ventanas de una vivienda han dejado de ser, desde hace mucho tiempo, un simple elemento con función práctica del hogar para pasar a convertirse en un elemento más de decoración del mismo.

Lejos de aquella ventana que servía para airear y facilitar la entrada de luz, las posibilidades de personalización que nos ofrecen las ventanas de PVC hacen que la elección se oriente también por estos valores.

Podemos encontrarnos ventanas en fincas de comunidades con una misma estética y mismos colores. Situaciones en las que una comunidad de vecinos, ya sea edificios de viviendas o conjunto de viviendas bajo el mismo paraguas, determinan que su arquitectura debe ir en concordancia. Esto no impide que dentro de tu hogar el color sea el que tú elijas.

Las posibilidades que te ofrecen las ventanas de PVC HOCO en cuanto a colores, es personalizar tu ventana por ambas caras, de manera que por el interior el color se puede adaptar al estilo de tu vivienda.

El color Blanco.

La mayor ventaja de las ventanas de PVC es que tenemos la opción de decantarnos por un perfil sin acabado ni color: el blanco. Es el color más habitual puesto que toda la masa del material del PVC es de este mismo color y no es necesario darle ningún acabado ni tratamiento, estando listo para fabricar nuestras ventanas.

El blanco es el color más utilizado para la fabricación de ventanas y, estéticamente hablando, es un color que encaja en cualquier ambiente, dando luminosidad y amplitud a la estancia. Es preferible poner un color claro para el interior de la vivienda en lugar de colores oscuros puesto que estos pueden dar una sensación de disminución del espacio.

Pero… ¿cómo se “pinta” el PVC?

En realidad es una de las dudas más extendidas y su respuesta es muy sencilla: El PVC no se pinta. Para que el color de tus ventanas de PVC obtenga la mejor calidad, la manera más eficaz de realizarlo es mediante el foliado del PVC. La técnica del foliado consiste en aplicar a los perfiles una capa o folio que recubre las caras del perfil con el color elegido para conseguir así el acabado de ventana deseado.

El perfil de PVC HOCO recibe un tratamiento específico con las más altas calidades para que el foliado permanezca impasible a las inclemencias del tiempo a las que se enfrentan nuestras ventanas.

Foliado de colores HOCO

Los foliados más utilizados para los perfiles de PVC HOCO son los de color madera: roble, nogal sapelli, etc. Se consigue simular la veta real de la madera haciendo muy difícil distinguir si es madera natural o PVC foliado.

El foliado tiene diversos colores y texturas que podemos ver en este enlace y que dan un resultado excepcional para su efecto decorativo. Este acabado nos brinda un gran abanico de posibilidades de decoración y personalización de nuestro hogar.

Lacado

Para la personalización de ventanas con forrado de aluminio como, por ejemplo, la ventana pasiva HOCO H395 Plus, el método de aplicación sobre este material es mediante el lacado, puesto que el aluminio sí que acepta este tipo de tratamiento con unas calidades de acabados excelentes. Para esta opción podemos conseguir cualquier tonalidad para nuestras ventanas de cualquier RAL con una capa de laca.

Como hemos visto, las posibilidades de personalización son perfectamente combinables entre ellas aplicando, por ejemplo, un acabado interior distinto del exterior y otorgando así un aspecto decorativo muy importante en nuestros hogares.

Disfruta del color en tus ventanas con HOCO.