¿CÓMO REDUCIR EL ESTRÉS EN TU HOGAR?

Son muchas y variadas las causas del estrés y a cada persona le afecta de diferente manera: relacionadas con el trabajo, familiares, personales o circunstanciales. Son situaciones que potencian una sensación de agitación y desasosiego que necesitas liberar.

Tu hogar debe ser ese refugio en el que desconectar, sentirte cómodo, relajado, donde poder descansar y recargarte de energía para poder ayudarte a reducir el estrés.

Por eso te traemos unos consejos para poder disfrutar de tu hogar como se merece:

Deshazte de lo que no necesitas y simplifica las estancias. Porque mantener tus cosas ordenadas reduce la agitación y la pérdida de tiempo. Procura que no hayan demasiados objetos a la vista organizándolos y metiéndolos en armarios.

Reparte las tareas del hogar y acompaña la limpieza de la música que más te anime.

Ponte cómodo. Descálzate, pon las piernas en alto y utiliza ropa cómoda.

Mantén una temperatura confort en tu hogar. En nuestra entrada de blog “como regular la temperatura de tu hogar” puedes ver algunos ejemplos.

Deja el trabajo fuera. ¿Y si trabajas en casa? Utiliza una de las estancias exclusivamente a ello para diferenciar el tiempo personal del tiempo de trabajo, poniéndote un horario estable.

En tu hogar también puede haber espacio para el ocio. Una diana, juegos de mesa, noches de cine, ¿Y un billar?

Dedica tiempo a la familia, pareja y mascotas que formen parte de tu hogar.

Desconéctate. Apaga tecnologías, lee un libro, escucha música, haz pasatiempos o pinta mandalas.

Llena de aromas tu hogar y personalízalo con velas o luces tenues para aumentar el confort. Ilumina en color azul, es una tonalidad que relaja y ayuda a descansar y a afrontar mejor el estrés.

Haz deporte antes o al llegar a casa. El estrés y la ansiedad endurecen los músculos de cuello y hombros y el deporte ayuda a liberar tensiones.

Tomar un baño relajante ayuda a descansar por la noche. Un baño con romero mejora la circulación y tiene efecto sedante.

Duerme 8 horas diarias para que la mente también descanse.

¿Conoces el Mindfulness?

Se trata de una mentalidad budista que para mitigar el estrés basándose en la atención plena. En nuestros hogares lo podemos aplicar con una casa que te haga feliz vivir en ella.

Así, podemos utilizar en nuestros hogares elementos naturales, destinar un rincón para tu relax o darle mucha importancia a la luz natural.

Los colores más utilizados en esta técnica y que te pueden servir para llenar de armonía tu hogar, son:

  • Verde: pues recuerda a la frescura y la vida de la vegetación.
  • Marrones y ocres: en relación a la tierra y al suelo.
  • Azules: el cielo y el mar.
  • Blanco: que simboliza la pureza.

Combinando los anteriores consejos y la mentalidad Mindfulness, conseguiremos un ambiente idóneo para dejar el estrés fuera de nuestro hogar.

Ahora que ya tienes todas las claves,

haz de tu hogar un aliado contra el estrés.