La Etiqueta de Eficiencia Energética de la Ventana

¿Por qué mi ventana HOCO lleva Etiqueta de Eficiencia Energética?

Es común pensar que las etiquetas de eficiencia energética son sólo cosa de electrodomésticos, puesto que son aparatos que van conectados a la electricidad y es donde se puede medir la energía que se consume. Pero, ¿no te has preguntado nunca por qué las ventanas también la llevan? La respuesta es muy sencilla: una vivienda mal aislada térmicamente necesita más energía siendo la ventana uno de los principales focos de pérdidas de calor (energía) de nuestros hogares.

En este artículo vamos a explicar las características de esta etiqueta y por qué es importante que tus nuevas ventanas estén identificadas con la misma.

La etiqueta de eficiencia energética.

España tiene asumidos, internacionalmente, compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y limitación de la demanda energética.

En esta línea, la Unión Europea aprobó la Directiva 2009/125/CE, de 21 de octubre de 2009, sobre criterios ecológicos de diseño, traspuesta a la legislación nacional mediante el Real Decreto 187/2011, de 18 de febrero, relativo al establecimiento de requisitos de diseño ecológico aplicables a los productos relacionados con la energía, entre los que se encuentran las ventanas.

Previo a la implantación obligatoria de la etiqueta de eficiencia energética para estos productos, ASEFAVE (Asociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas) desarrolló una etiqueta específica de eficiencia energética de ventanas, con carácter voluntario.

La eficiencia energética en los hogares

Todos y cada uno de los ciudadanos podemos contribuir a reducir sustancialmente nuestros consumos de energía sin renunciar en absoluto al confort. Tengamos en cuenta que las familias son responsables del 30% del consumo total de energía del país.

Como decíamos, una vivienda mal aislada térmicamente necesita más energía puesto que:

  • En invierno se enfría rápidamente y puede tener condensaciones en el interior.
  • En verano se calienta más y en menos tiempo.

Entre el 25% y el 30% de nuestras necesidades de calefacción son debidas a las pérdidas de calor que se originan en las ventanas.

Objetivo de la etiqueta.

El objetivo de la etiqueta es ser una herramienta útil de ayuda al usuario a la hora de elegir sus nuevas ventanas. Hay que tener en cuenta que la función de la etiqueta no es calcular el ahorro real de consumo energético, ya que depende de diferentes factores relacionados con la ubicación de la vivienda e instalación de la ventana.

¿Cómo contribuyen las ventanas a mejorar el confort térmico de tu vivienda?

Dentro de las prestaciones de la ventana se encuentran una serie de características representadas con símbolos y letras difíciles de ubicar si no se conoce su significado.

Prestaciones técnicas de la ventana

  • Transmitancia térmica de la ventana (identificada mediante una “U”, medido en W/m2k): la transmitancia térmica es el indicador del flujo de energía a través de la ventana desde el lado caliente al lado frío. Cuanto menor es el valor de la transmitancia térmica (U), más eficiente térmicamente es la ventana.
  • Permeabilidad al aire de la ventana (“clase”): la permeabilidad de la ventana es la propiedad para evitar las filtraciones de aire entre los recintos que separa. La permeabilidad al aire de la ventana se clasifica en clase 0, clase 1, clase 2, clase 3 o clase 4. La clase 4 es la mayor clasificación (menores infiltraciones y por tanto mayor estanquidad). A mayor estanquidad más eficiente térmicamente es la ventana.
  • Factor solar del acristalamiento (identificada mediante una “g”, adimensional): es la característica del vidrio de la ventana que permite una mayor o menor transmisión de la radiación solar incidente hacia el interior de la vivienda. Su valor óptimo dependerá del efecto que se busque según la ubicación de la vivienda (orientación principal, situación geográfica, estación del año, etc.). En situaciones de gran soleamiento (orientaciones sur, elevado número de horas de sol, clima predominante de verano, etc.) se busca disminuir la aportación de la radiación solar, es decir, “g” menor.

La etiqueta de eficiencia energética de la ventana.

Se distingue una clasificación de invierno y una clasificación de verano.

La clasificación de inverno tiene siete niveles de eficiencia, que van desde el color verde y la letra A para las ventanas más eficientes, hasta el color rojo y la letra G para las menos eficientes.

La clasificación de verano tiene tres niveles de eficiencia que van desde tres estrellas para las ventanas más eficientes hasta una estrella para las menos eficientes.

Etiqueta eficiencia energética: ojo a las indicaciones.

HOCO, como fabricante, se responsabiliza de la veracidad de los datos utilizados para la etiqueta de eficiencia energética. Aquellos datos que provienen del Marcado CE, tanto de la ventana como del acristalamiento, están avalados por Organismos Notificados, reconocido por el ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Conceptos clave

Además de las prestaciones técnicas de las ventanas, hay que destacar los siguientes conceptos:

Importancia de la correcta instalación de la ventana. Para garantizar la eficiencia energética de la ventana es fundamental una correcta instalación que garantice que sus prestaciones se mantienen tras la instalación y durante la vida útil de la misma.

Mejora de la eficiencia mediante el aprovechamiento óptimo del sombreamiento (toldo, persianas, etc.). Aunque la etiqueta no lo recoge explícitamente, una buena utilización de los sistemas de sombreamiento permitirá conseguir unos mejores resultados de eficiencia energética.

En verano la disposición de los elementos de sombreado, como los voladizos, los toldos y persianas, porches, etc., podrán evitar ganancias de calor.

Hemos podido comprobar la importancia que conlleva la etiqueta de Eficiencia Energética en nuestras nuevas ventanas, otorgándole a nuestros hogares un gran valor añadido en confort y ahorro energético.

Desde HOCO te aconsejamos nuestra ventana más eficiente, la HX95 Plus, diseñada para casas de consumo casi nulo y con unas prestaciones excepcionales.

Ahora que ya conoces la importancia de la etiqueta… ¡no lo dudes más y hazte con ella!