Ventanas de SEGURIDAD HOCO

La tranquilidad de estar seguro en casa.

Así es como denominamos al máximo nivel de seguridad que podemos encontrar en las ventanas HOCO, donde se instalan bulones de champiñón que impiden la apertura forzada además de cerraderos de seguridad.

¿Y cómo se determina el nivel de seguridad?

Para obtener el certificado RC2, las ventanas HOCO son ensayadas en un laboratorio certificado donde se realizan 3 pruebas:

  1. Prueba estática. Consiste en aplicar cargas mediante un martillo hidráulico en diferentes puntos del producto, principalmente en los puntos de cierre, midiendo qué deformación sufre.
  2. Prueba dinámica. Se proyecta un péndulo que impacta sobre el producto y mide su comportamiento ante el impacto. Se simula mediante esta prueba un ataque violento, como pueden ser patadas o cargas con el hombro.
  3. Prueba manual. Se trata de practicar una apertura accesible contando con un tiempo determinado y un grupo de herramientas predefinido para esta prueba. Para esta prueba, el tiempo total de ensayo es la suma del tiempo de resistencia (tiempo que está contactando con la ventana), el tiempo de descanso (cambio de herramienta) y el tiempo de observación.

Pero, ¿puedo hacer algo más para completar mi ventana de seguridad?

Sí, de hecho en HOCO vamos a aconsejarte dos elementos fundamentales para hacer de tu ventana un punto seguro en tu hogar:

  • Cristales de seguridad.
  • Manivela con cerradura.

Tal y como os contamos en nuestro post sobre precauciones infantiles de seguridad en tu ventana, hay que contar con un determinado tipo de cristales que hacen que la rotura de los mismos se haga más complicada a ataques externos. Además, la incorporación de una manivela con cerradura refuerza más el sistema de herraje de tu ventana.

Pregunta a tu distribuidor HOCO por tu ventana de seguridad, porque estar seguro en tu propio hogar es lo más importante para ti y los tuyos.