Hay que tener en cuenta, que un asesor profesional será el encargado de tomar las medidas exactas para plantear un pedido final de fabricación. Sin embargo, las medidas que tomemos nos servirán de base para solicitar un presupuesto aproximado y determinar las necesidades de nuestras nuevas ventanas.

Debemos tener claros un par de conceptos para familiarizarnos con la ventana y poder medir con mayor precisión.

Hueco de luz: es lo que vamos a medir. Se trata del espacio libre en el que se instala la ventana.

Marco de la ventana: se trata de la parte que va unida a la pared y que se queda fija en la misma.

Hoja de la ventana: es la parte que se abre de la ventana y que va unida por bisagras al marco. Existen hojas fijas y hojas móviles.

Ahora, para medir este hueco, te aconsejamos utilizar una cinta métrica metálica. Coloca el principio del metro, lo más recto posible, desde el final del marco por toda la superficie hasta el final del marco opuesto.

Para una mayor precisión en tu medición, toma tres mediciones horizontales y tres verticales, tal y como te mostramos en las imágenes a continuación, y da por válida la menor de las 3, descontándose aproximadamente 10mm.

Por último, si deseas determinar la profundidad total de la ventana, mide la profundidad en la parte exterior y súmaselo a la profundidad interior. Ten en cuenta que tendrás que añadir unos milímetros o centímetros, que corresponden a los vidrios (un grosor entre 3mm y 5mm) más las cámaras que pudiera tener.

¿Ya tienes las medidas de tus ventanas? En la siguiente entrada del blog, te enseñaremos los puntos más importantes que debes reflejar a la hora de solicitar un presupuesto a tu distribuidor. ¡No te lo pierdas!