¿Cuál es la mejor época para hacer reformas?

A la hora de enfrentarnos a reformas en nuestros hogares, se nos plantea la situación de elegir el mejor momento para hacerlo.

El verano, la opción más utilizada.

Son muchos los que se deciden a empezar la reforma de su hogar en los meses de vacaciones de VERANO: tenemos tiempo libre y las molestias que suponen las obras no interfieren con nuestra apretada agenda de trabajo.

Las principales razones por las que se aconseja realizar reformas en esta época del año son:

  • El tiempo del que disponemos es mucho mayor.
  • Condiciones meteorológicas más favorables: se alarga el día, por lo que tenemos más horas de luz y el clima permite ventilar mejor.
  • Menor molestia a los vecinos, ya que es más probable que no se encuentren en casa.

También es importante saber que hay algunos materiales que pueden verse afectados con el calor, por lo que dependiendo de la ubicación de la vivienda y del tipo de reforma se debe realizar en una época o en otra.

¿Y en invierno?

Una de las principales razones por las que en algunos casos se opta por hacer reformas en invierno, es precisamente acometer los problemas que puedan surgir en esta época del año (como humedades, filtraciones, etc.) en el momento de la reforma. De esta manera se puede reparar cualquier imprevisto con mayor celeridad.

Cambiar mis ventanas.

Pero si lo que te planteas es cambiar las ventanas de tu hogar para ganar en confort y en eficiencia energética, ten en cuenta que, por lo general, no suele requerir de mucho tiempo. En la mayoría de los casos es posible hacer el cambio de ventanas en un día y sin obras, ya que se trata de un proceso muy simple: retirar y colocar.

Reformas que desgravan en el IRPF.

¿Sabías que existen reformas que desgravan en tu declaración?

Ya hablamos con anterioridad del nuevo Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación que ha entrado en vigor recientemente. Pues bien, además es importante saber, que nos encontramos 4 tipos de reformas que desgravan en la declaración de la Renta:

  • Mejoras de la eficiencia energética y energías renovables. Como paneles solares o la mejora de la envolvente térmica (como es el caso de las ventanas eficientes).
  • Reformas para garantizar la seguridad. Dentro de la estructura de la edificación (tejado, azotea, escaleras o portería) así como el cambio de instalación eléctrica o el agua/gas.
  • Reformas para mejorar la accesibilidad. Instalación de rampas o ascensor para el acceso de discapacitados.
  • Reformas para la instalación de infraestructuras de telecomunicación. Obras destinadas a mejorar los sistemas de telecomunicación (sin incluir la compra de los dispositivos necesarios como ordenador o televisión).

Beneficios de las reformas.

Por último, no olvidemos que dar un cambio de aire a nuestro hogar, una rehabilitación puntual, una reforma (por pequeña que sea) nos ofrece una mejor calidad de vida y confort, consiguiendo un mejor estado de ánimo y aumentar nuestra sensación de bienestar.

Toma nota…

  • Para hacer una reforma en casa, generalmente la época más aconsejable es verano.
  • Si elijes meses más fríos, ten en cuenta las inclemencias del tiempo (frío, lluvia) y la situación de la reforma/obra (interior, exterior, etc.).
  • Para cambiar tus ventanas, cualquier época es buena.

Pierde el miedo a reformar tu hogar…

¡Cambia tus ventanas!