¿Por qué no todas las ventanas son VENTANAS?

Ventanas HOCO

La pregunta te puede sonar extraña, pero a lo largo de este artículo, y de otros dos más, que hemos elaborado desde HOCO para ofrecerte una visión clara y concisa de lo que realmente es “una ventana”, vas a descubrir que tiene mucho más sentido del que diste por hecho nada más leer el título. Cambiar una ventana es una necesidad y un deseo para muchas personas. Pero no se debe interpretar como un simple cambio, básicamente porque es algo más que un material de construcción anónimo. ¿Sigues con nosotros para darle todavía más sentido a esta introducción?

Descubre quién fabrica tu ventana

¿Te imaginas comprar un coche a piezas? Alguien se ocupa de fabricar la carrocería, y ésta luego pasa por otras manos que le instalan -fuera de la cadena de montaje- el volante, el reproductor de música o incluso el sistema de aire acondicionado. Igual no te suena extravagante pero: ¿quién puede asegurarte que el volante se ajustará al 100% a esa carrocería?

Bien, con las ventanas sucede algo parecido. Te vamos a desvelar tres nombres, no los pierdas de vista: sistemistas, talleres y fábrica. Los vamos a bautizar como los actores del sector de las ventanas. Es necesario que sepas quiénes son y qué hacen para darte cuenta de que la calidad de un producto depende mucho de todos ellos.

  • Los sistemistas, también conocidos como “extrusores”, son los encargados de producir los perfiles con los que se fabrican las ventanas. Y es aquí donde se genera una confusión muy extendida: normalmente se asocia la marca de la ventana con la marca del sistemista, ¡pero esto es un error! Un sistemista NO fabrica ventanas.
  • Hablemos de los talleres: son los encargados de comprar los perfiles al actor anterior. Se ocupan de ensamblarlos en sus instalaciones utilizando unos procesos que, generalmente, están exentos de controles de calidad homologados. Los perfiles se unen de forma individual, lo que a priori te puede parecer un dato baladí, pero nada más lejos: se corre un riesgo real de que la estructura quede imperfecta.
  • Fábricas: el tercer actor al que debemos mencionar. Cualquier fábrica la entendemos como el lugar donde se realizan en cadena diferentes tipos de actividades productivas. Cuenta con sus correspondientes trabajadores y con todo el equipo necesario para asumir un proceso de fabricación totalmente profesional de, en este caso, las ventanas. Hablar de fábricas es hacerlo de grandes espacios, con una controlada complejidad en todos los procesos.

¿Y en HOCO qué somos?

En HOCO somos fabricantes. Contamos con un perfil exclusivo que solo ensamblamos con la mecanización de nuestros procesos, garantes de la producción de una ventana que cumpla con los máximos estándares de calidad y garantías.

¿Por qué creemos que deberías optar por una marca que fabrique tu VENTANA de principio a fin? Muy sencillo. Para explicártelo vamos a recurrir al término “ensayos propios o cesión en cascada”. Puede que no lo sepas, pero todas las ventanas deben contar con una serie de certificaciones que aseguran el cumplimiento de unos valores concretos de eficiencia térmica, acústica y en material de seguridad. Para ello hay que realizar unos ensayos en un centro homologado por el Gobierno, en el que se acometen pruebas imparciales y no precisamente económicas. En este contexto, en la mayoría de las ocasiones los sistemistas ceden sus ensayos a los talleres, eximiéndose  de realizar sus propias certificaciones. Es decir, existe el riesgo que de que no concuerden los valores obtenidos en los ensayos con los de la ventana que tienes pensado comprar.

¿Qué hacemos en HOCO? Ensayar todos los modelos de ventanas que hay en nuestro catálogo en su tamaño más desfavorable, incluso el cajón de la persiana. De esta forma conseguimos que los valores sean exactamente los mismos que disfrutarás en tu vivienda. Por motivos como este todas las ventanas HOCO cumple con las normas del nuevo código técnico de edificación.

¡Ya tienes ante ti la primera demostración de que no todas las ventanas son VENTANAS! En HOCO pensamos que, si estás pensando en cambiar las de tu hogar, este tipo de conocimientos son tremendamente útiles para que puedas optar por un producto de calidad y con todas las garantías. Por eso siempre hemos dicho que llevamos las ventanas de la fábrica a tu casa, y aquí has podido descubrir que no era una simple frase hecha.

En HOCO fabricamos nuestras propias ventanas de principio a fin. Solo así nos aseguramos de ofrecerte lo mejor.